¿Es bueno comer alga?


Las algas marinas a nuestra dieta puede ayudar con la función tiroidea, la salud digestiva y la pérdida de peso. Entre los diferentes tipo de algas que podemos utilizar para alimentarnos tenemos los tipos de algas incluyen: nori, quelpo, wakame, kombu, dulse y variedades de algas azul-verdes, como la espirulina y la chlorella.


A continuación te explicamos algunos de los beneficios de los que nos podemos aprovechar si decidimos introducir las algas en nuestra dieta.


Es un alimento muy nutritivo

Cada tipo de alga marina puede contener nutrientes y minerales ligeramente diferentes. Pero, en general, comer estas algas marinas es una forma simple de aumentar la ingesta de vitaminas y minerales de una persona sin agregar muchas calorías. Un estudio confirma que las algas son ricas en proteínas, carbohidratos, fibra, minerales y ácidos grasos poliinsaturados, además de numerosas vitaminas. Además, también contienen antioxidantes , que pueden proteger al cuerpo del estrés oxidativo y reducir la inflamación a nivel celular.


Mejora la función tiroidea

La glándula tiroides controla y libera hormonas para la producción de energía, el crecimiento y la reparación celular. Un elemento importante para que pueda realizar esta función es el yodo. De hecho, la deficiencia de yodo es una causa de hipotiroidismo, que puede provocar el desarrollo de un bocio, un agrandamiento visible de la glándula tiroides.Una de las cualidades de las algas es que son muy ricas en yodo. Según un estudio publicado en el Journal of Food and Drug Analysis, las algas son una importante fuente de yodo, en especial la variedad kombu, seguida de wakame y nori.


Mejora de la salud intestinal

Según se afirma en un estudio, las algas tienden a contener altas cantidades de fibra, lo que puede representar el 23-64 por ciento del peso seco de las algas. Esta fibra puede ayudar a alimentar las bacterias intestinales que juegan un papel importante en la descomposición de los alimentos y el apoyo a la digestión y la salud en general.Incluir algas a la dieta puede ser una manera simple de proporcionar al cuerpo mucha fibra prebiótica saludable para el intestino, que a su vez puede ayudar con problemas como el estreñimiento o la diarrea.


Aliadas contra la diabetes

Los alimentos ricos en fibra pueden ayudar con la diabetes, ya que las altas cantidades de fibra ayudan a regular los niveles de glucosa en sangre y los niveles de insulina . Agregar algas marinas a la dieta puede ayudar a aumentar la ingesta de fibra de una persona sin un gran aumento de calorías.Según los hallazgos de un estudio realizado los compuestos en un tipo de alga marina pueden reducir directamente los marcadores de diabetes tipo 2, como el nivel alto de azúcar en la sangre. Además, los compuestos en las algas también pueden reducir los factores de riesgo de diabetes, como inflamación, niveles altos de grasa y sensibilidad a la insulina.


Ayuda para perder peso

La fibra de las algas puede beneficiar a las personas que intentan perder peso. El motivo es que las algas ayudan a una persona a sentirse llena, aunque tenga un bajo valor calórico.Según un estudio, una gran cantidad de fibra dietética retrasa el vaciado del estómago. Como resultado, el estómago puede no enviar señales de hambre al cerebro por más tiempo, lo que puede ayudar a evitar comer en exceso. Y la ingesta de algas puede ayudar de forma efectiva a este proceso.


Proteger la salud cardiovascular

El mismo estudio confirma que los alimentos ricos en fibra son muy útiles para reducir los niveles de colesterol en la sangre. La fibras solubles se unen a los ácidos biliares o sales en el cuerpo. El cuerpo luego usa el colesterol para reemplazar estos elementos, lo que puede resultar en una disminución del colesterol total de hasta un 18 %.




¿Te ha gustado este artículo? ¡Coméntanos, dale me gusta y compártelo!

También, coméntanos qué otros productos, tips y recetas te gustarían conocer.


Recuerda que estamos #SiempreParaTi

Califícanos en Google

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo